Mostrando entradas con la etiqueta SEBASTIAN GRACIA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta SEBASTIAN GRACIA. Mostrar todas las entradas

ORDESA (la clasica pateada desde la pradera hasta la Cola de Caballo)

(Aviso previo al lector... si no te gusta el guacamole no sigas leyendo... avisado quedas)

Ordesa, el Cañon de Ordesa, es un espectáculo natural en cualquier época del año. Pero el otoño es la mejor. Nunca defrauda. Habrás visto el paisaje una y otra vez, pero siempre descubres matices en los que antes no habías deparado. 

¡Jo que fotaca!     El fotografo debía ser de los buenos, de esos que tiene estudio abierto en el Coso Alto de Huesca o en el Paseo Independencia de Zaragoza.   Lo digo mas que nada porque el "gachó" parece que esperó el momento oportuno a que el aire no moviera el agua del charco y pasaran por allí dos "zagalas" con paso raudo, para que su sombra también se reflejara en el agua. Habrá que hacer "indigaciones" pa saber quien es "o fotografo", por Yèqueda han visto uno muy similar..no sé yo igual


 

A lo que estamos Genaro....

El Cañón de Ordesa es un paisaje que nunca se olvida, lo mires desde donde lo mires. Son diversas las rutas que se pueden hacer. A mi en particular la que más me gusta es la que viene desde Pineta porque puedes ver desde arriba los tres cañones glaciales, Pineta primero, Añisclo después y Ordesa por ultimo. Pero esta ya requiere cierto nivel montañero.

Otra ruta que no es exigente y para mi la más recomendable es la que va por los miradores de Otal. Pero para subir allí o vas con el autobús del parque que sale desde Nerín y te deja el bolsillo temblando, o subes a pata y la cosa se hace larga. Pero ese balcón es incomparable, eso es un balcón y no los que alquilan en la calle Sierpes de Sevilla para la Semana Santa.


 

Sin embargo la ruta clásica es la más visitada. Son poco menos de tres horas de ida y otras tantas de vuelta. Añadiendo las paradas que son muchas. No es muy exigente el camino y por eso van familias enteras, para comer el bocata tortilla con salsa guacamole y todo eso al pie de la Cola de Caballo. 

Yo diría que a los de Aragón primero nos pasan por la Virgen del Pilar y luego por la Cascada de la Cola de Caballo. No siempre la chavalería comparte el entusiasmo de padres. Los críos llegan a tener celos de las cámaras de fotos pues los papis ya no están tan atentos a las necesidades y muchas veces caprichos de su prole, y se centran más en sacar buenas fotos, para luego hacer el "canelo" colgándolas en Instagram, Facebook o los mas avezados en Youtube. Y todos, pero todos todos, en cuanto cogen un poco de cobertura allá van fotos por Whasapp para despertar la mala envidia de compañeros de trabajo y algún familiar rabioso… ¡menos mal que yo no caigo en semejantes aberraciones exhibicionistas!


Una de mis costumbres de "rebaño" es la de parar a comer una mandarina y una chocolatina justo nada mas terminar las gradas del Soaso donde ya da el sol de la mañana. Mientras decimos la frase clásica ¡que bien maridan las mandarinas y el chocolate Mercadona! nos dedicamos a contar las veces que escuchamos a algun crío protestar a sus padres “¿Cuándo llegamos? ¿falta mucho para la Cola de Caballo? ¡pero no decíais que ya estábamos!” ¿no se habrá "escapao" el caballo?. Al final todos disfrutamos esta excursión, incluido los críos porque el regreso es cuesta abajo y los papis ya no hacen tantas fotos a las cascadas.

 


Repetir lo que hacen todos te convierte en parte del rebaño. Pero con el tiempo te das cuenta que las costumbres las establecen los rebaños no los lobos solitarios que ni tienen costumbres ni nada parecido.. . Hacer el recorrido normal por el Cañón de Ordesa al final se convierte en una ceremonia. Y repetir las ceremonias te hace recuperar el pasado. A veces sentir el calor del rebaño no te convierte en oveja degollada, y te llena por dentro (por la barriga, no por el romantico corazón, que ni es romantico ni corazonea tanto como predican los literatos.... que me las he leido todas)

En Ordesa, la primera hora calientas motores y comienzas a apreciar el bosque. Luego disfrutas de la vista de esas maravillosas cascadas que en pocos sitios abundan como aquí. Después más y mejor bosque. Luego las Gradas del Soaso. Continúa la pradera con el Monteperdido en lo alto vigilando al rebaño agradablemente sumiso comiendo tortilla con guacamole. Y llegamos al altar, la impresionante “Cola de Caballo”.

Si decidimos volver por la "Senda de los Cazadores" es más que probable que veamos flor de nieve “Edelweis” y algun rebaño de sarrios, a lo que se añade las impresionantes vistas con la "Brecha de Rolando al fondo y toda su nieve".. Aunque yo en otoño no aconsejo volver por allí. La tarde es corta y más de alguno ha tenido algun disgustillo. El paisaje es impresionante sin tener que hacer uso de habilidades montañeras. Para el que desee hacer este recorrido circular recomiendo hacerlo al revés, subir por la senda de los cazadores y volver por abajo.  

Por cierto algo que no todos sabeis es que los primeros tres o cuatro kilómetros desde la pradera (estacionamiento) hay senda en ambos lados del rio y por lo tanto el regreso se hace mas entretenido por la orilla izquierda pues el sol ilumina los murallones de la derecha (Tozal del Mallo, Cotaturero, Gallinero).El desvio se coge en la Cascada de la Gruta, en lugar de volver a la pista seguir el camino para abajo.. os sorprenderá pues por ese lado izquierdo regresa poca gente y el bosque es casi mejor que por el lado normal.. además en epocas de covid mejor que mejor... (mascarilla y todo eso imprescindible)

EN FIN... SI HAY PUERTAS AL CIELO ORDESA SEGURO QUE ES UNA DE ELLAS... YO AHÍ LO DEJO





Te avisé.. el guacamole mola mogollón.. y llegaste con tu lectura hasta el final... campeón

(donde usted considere que hay lenguaje sexista cambien la o por la a, y "guocomale" se pronunciará.. lo que hay que hacer para entretener al lector.. esto es un sinvivir)

nota para mi mismo... más con acento no es igual que mas sin acento.. a ver si estamos