Mostrando entradas con la etiqueta RESPOMUSO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta RESPOMUSO. Mostrar todas las entradas

SIN PRISAS Y CON CALMA.- Ruta circular: subida al Respomuso por la senda de las vagonetas y continuación a la Gran Facha (3.006 mts)

Ya hace tiempo que nos gusta recorrer las montañas -y especialmente el Pirineo- de forma distinta a lo habitual. Y sin olvidar que hay tresmiles que piden ser subidos, realmente lo que más nos gusta son las travesías. Cruzar collados, acceder a los valles de otra forma, y ver detalles que antes con las prisas del deportista se nos escapaban. Ahora hacemos deporte con los ojos abiertos, y la cámara de fotos preparada.

El famoso banco del Respomuso, donde se ve el mejor amanecer el Pirineo (la foto es mia)

 


Viendo el paisaje con Calma

Este año no hemos podido continuar el GR11 pero queriamos reencontrarnos con la ruta donde lo dejamos el año pasado aunque solo fueran los únicos dos días de los que disponemos. Queriamos volver al Circo de Piedrafita y ver el entorno del embalse del Respomuso...(¡no no me he equivocado! el valle donde está el embalse del Respomuso no es el valle del mismo nombre, es el denominado Circo de Piedrafita, aunque al decirlo muchos piensan que nos referimos a la zona del ibón de Piedrafita que está al pie de Peña Telera frente a las pistas de esquí de Panticosa. Por eso al antiguo refugio libre que hay en Respomuso se le denomina Refugio de Piedrafita).

Aclarado el asunto del nombre del valle, decir que esta es una ruta de dos días que permite conocer el Circo de Piedrafita (Respomuso) de otra forma, yendo al refugio del mismo nombre por la antigua ruta de las vagonetas, hacer noche en Respomuso, subir al día siguiente a la Gran Facha y regreso a los brazos cálidos del hogar.


 
 
 
DATOS GENERALES DE LA RUTA:  
 
Los datos generales y los tracks de la ruta los tenéis disponible en Ruta Musales-Respomuso-Gran Facha que fue grabando la heredera que para esto no tiene precio.
 
  • Kilómetros totales: 30,96 Kmts. (dividido en dos días, el primero de 11 kilómetros y 20 kilómetros el segundo, fundamentalmente por el regreso)
  • Desnivel positivo: 2.412 mts (subiendo a la Gran Facha) más o menos 1.200 cada dia.
  • Altura máxima: 3.006 mts (cumbre de Gran Facha).
  • Dificultad: media... si llevais mochilas de 11 kilos como fue nuestro caso el primer día, la dificultad sigue siendo media pero exige algo de fondo (más del que la pereza veraniega nos dejó a nosotros)... pero se hace bien y los dos días son excepcionales en cuanto a paisajes.
  • Horas: aunque la teoría dice que cada 300 metros de altura nos cuesta 1 hora, esto varía de persona a persona. También depende de las paradas que hagamos, que en nuestro caso son bastantes porque nos gusta disfrutar del paisaje e hidratarnos y comer bien. Pero mas o menos el primer dia nos costará entre 7 a 8 horas, y el segundo algunas mas entre 9 y 10 horas. Pero esto a paso facilón.
 
PRIMER DIA.- RUTA DE LAS VAGONETAS.- La Sarra, Ibonciecho, Pico Musales, Refugio de Respomuso.

A fuerza de ser sinceros os diría que a mi esta ruta no me convencía nada. Para ir al Respomuso mejor ir por la senda clásica que desde la Sarra sube paralelo al rio de Aguaslimpias, que es mas suave y permite pasar por el hayedo del Paso del Onso donde hay sombra. Pero una vez terminada la ruta puedo decir que fue un verdadero acierto. Desde lo alto del pico Musales se ve con una prespectiva poco conocida todo el valle de Tena, pudiendo ver en linea recta el Ibonciecho, la cola del embalse de Lanuza y el embalse de Bubal, con Peña Telera al fondo, Foratata a la derecha, los Infiernos a la izquiera, y detrás no menos espectacular todo el Circo de Piedrafita, sin olvidar nuestras entrañables pistas de esqui de Formigal.

Para empezar la ruta hay que ir hasta la Sarra. Es ese pequeño embalse donde termina la antigua carretera a Formigal, y donde está la central hidroelectica y un pequeño bar que nos permite si queremos pasar el día bañandonos en el rio o el embalse. La carretera sale del mismo pueblo de Sallent.

Una vez aparcado el coche en la Sarra cogeremos una pista de tierra que sale desde la misma presa y que está cortada con una barrera para que no pasen vehículos no autorizados. Podremos subir por la pista aunque yo aconsejo ir por la senda que va por el bosque, es mas bonita y con sombra en verano (por cierto todavía no hay robellones). Aunque la pista es una alternativa cómoda, y en la parte final es muy usada en invierno para hacer raquetas. Os recomiendo subir hasta el Ibonciecho con raquetas en invierno, el paisaje invernal desde allá arriba es de los mejores del Pirineo, sin tener que hacer montañismo invernal.


Comienzo de la ruta. Embalse de La Sarra
 
 
¿Hacia donde va esta pista que cogemos en la Sarra? Cuando vamos a esquiar a Formigal y salimos con el coche del túnel de Escarrilla, de pronto nos sorprende el paisaje del embalse de Lanuza abajo, Foratata al fondo, y una zona de montaña normalmente nevada arriba al centro, donde se puede ver una casa, la tubería que sube desde la Sarra y una especie de cartel publicitario sin publicidad. Pues hacía allí va la pista. Y cuando terminala misma  sigue una senda marcada con hitos que pasa primero por el ibon denominado Ibonciecho, y luego al pico Musales. Por cierto ese cartel publicitario sin publicidad no es un monumento a la tonteria emprendedora como yo pensaba ¡para que poner un cartel publicitario alla arriba si no se puede leer lo que publiciten!... es que no es un cartel publicitario aunque lo parezca, es una estructura similar pero con una inclinación hacie al valle. Es una pantalla de rebote de la señal telefónica. La señal del telefono viene de las antenas situadas en la zona de Panticosa, choca contra esa valla y por la inclinación de la misma reenvia la señal a Sallent y especialmente la estación de esqui de Formigal. Por tanto este invierno cuando esteis esquiando y mireis el movil para consultar el whasapp acordaros que la señal del móvil viene de ese cartel anunciador sin anuncio. (¡ya sé que me estoy enrollando y la paciencia se os acaba; vale me centro en el asunto..... que también vosotr@s que poca paciencia...!)
 
                    subida hacia Ibonciecho, por la pista. Calmita la perra decía que alla arriba no se le había perdido nada y que no subía.


El ibón denominado Ibonciecho está encima de esa casa y cartel publicitario sin publicidad. Podemos bañarnos si queremos aunque el agua está algo fría. Si solo queremos hacer la excursión hasta aquí nos costará dos horas y media. Se sube sin muchos esfuerzos y está bien indicado.

Ibonciecho y al fondo Peña Telera, con Formigal abajo


Desde este ibón la subida al Pico de Musales nos exige una hora más de esfuerzo. Ya por senda de alta montaña, sin peligro pero lógicamente por pedreras. Sin prisas y con Calma se sube muy bien. Podremos ver marmotas que a esta altura ya viven. También hay alguna que otra aguila y bastantes buites de montaña.


La Ruta de las Vagonetas

Cuando poco después de la Guerra Civil se construyó el embalse del Respomuso, el material no se llevaba por la senda del rio Aguaslimpias, es decir no se subía por la pista que accede al refugio desde la Sarra. Había una línea de cable aéreo que con vagonetas llevaban el material en poco rato y en línea recta desde la Sarra hasta la presa del Respomuso. En el collado de Musales aún quedan los restos de esta linea, que fue totalmente desmontada iniciado el siglo XXI y aún podemos ver algún que otro resto. Pero los casi 500 trabajadores que había en el embalse durante los años de su construcción subían en las vagonetas. En esos años junto a la presa del Respomuso se construyeron barracones que conformaban un pequeño pueblo de alta montaña. Hoy sólo queda la iglesia que está en rehabilitación.

Por cierto debajo de esta línea, aunque para ser exactos en linea recta desde el pie de la presa del Respomuso, hasta mas o menos la altura del ibón Ibonciecho la tubería de agua que va a la central hidroelectrica de La Sarra discurre por un tunel que excavaron usando dinamita, debe tener casi cuatro kilometros y atraviesa por debajo el pico Musales. ¡ojo al dato que no es menor que tenían que meterse allí los tuneleros, dinamitar y sacar los escombros! (en este enlace podeis ver los recuerdos de uno de los obreros que participaron en la construcción de la presa del Respomuso, que no todo es hacer deporte, Los secretos de la presa de Respomuso)


El pico Musales

Una vez que llegamos al collado de Musales para subir al pico se coge una senda que va hacia el oeste y que está bien señalizada. No tiene peligro aunque recordemos que en alta montaña siempre hay que mirar donde pisamos. Desde alla arriba el paisaje es de los que no se venden en el Mercadona.

Los Gracia con Calma

al fondo los Infiernos y su marmoleda

hieraticas las chicas

La bajada hacia el Respomuso

La senda se inicia en el mismo collado. No es difícil aunque los primeros veinte metros mejor guardar los bastones de treaking en la mochila y agarrarse con las dos manos. En un par de horas habremos llegado a la merecida cerveza fria del refugio de Respomuso. No obstante alguna parada para ir bebiendo y comiendo algo siempre hay que hacer aprovechando para ver el paisaje


Balaitus a la izquierda, las crestas del Infierno al lado, luego la Gran Facha y a la derecha el Pico Llanas-Cantal. Al pie el embalse de Respomuso
Calma que mañana subiremos allá arriba. Y un cuerno



El Refugio de Respomuso

Es uno de los mejores refugios del Pirineo especialmente por el enclave. Tomarte una cerveza fría en el icónico banco mirando al agua y con la montaña al fondo, no tiene igual. Como ya he dicho en otras entradas anteriores el mundo de los refugios se ha abierto a la gastronomía y ahora ya no es como antes que la comida era de esa que te dan en los aviones, mala y cara. Ahora cenar a buen precio sí que se puede. De hecho si no quieres hacer ningún pico sino simplemente pasar el finde en el entorno del refugio la idea es fantástica. Podeis subir a ver varios ibones sin mucho esfuerzo especialmente el de Llana-Cantal que está señalizado con las marcas bancas y rojas del GR11 y no tiene perdida. 

Pasar el finde en un refugio de montaña es contagiarse un poco de ese mundo especial. Ver el anochecer y el amanecer no es igual que en casa. Nosotros sin embargo como ibamos con Calma y a los perros no les dejan dormir en los refugios ni tienen lugar habilitado para ello, nos llevamos la tienda de campaña, con los consiguientes sacos, colchonetas, etc, que nos dejó las mochilas con 11 kilos de peso. Menos mal que nuestras espaldas ya están acostumbradas. Pero mereció mucho la pena... aunque Calmita no sabía que por la noche había tantos ruidos sospechosos, y al final hubo que hacerlo un hueco dentro a nuestros pies.




     




Hotel a 2.200 metros con amanecer de los buenos, por este momento vine yo

 

Durmiendo como si fuera una cria, se lo había ganado

SEGUNDO DIA.- Subida al pico La Gran Facha (3.006 metros)

Queríamos comprobar como se portaba Calma -la reina del mundo canino-, y de verdad que dió la talla, de hecho nos iba haciendo de guía, incluso escalaba por la roca hasta que las uñas ya no agarraban y allí hubo que parar, pero ya estaba en el guión.

Eran casi cuatro horas de andar, pero como ya vamos siendo veteranos alquilamos una taquilla en el refugio y dejamos la tienda, sacos y otros materiales que no ibamos a usar. Además de reponer agua. Acordaros que aunque el agua que baja por los ríos y torrentes del Pirineo son aguas puras no llevan sal y en lugar de quitar la sed la ponen. Además como hay marmotas, algunas vacas y jabalis, que pueden contaminarla por lo que es mejor que el agua la cojais con algun filtro y a ser posible la cloreis. En el refugio hay fuente clorada para uso general, por lo tanto a llenar las botellas.

La subida es fácil hasta llegar al collado de la Gran Facha. Allí hay que tomar la cresta que sube hacia arriba. Ojo en el collado pues está la frontera francesa y empieza el Parque Nacional francés, los perros no pueden entrar ni siquiera atados. 

La cresta es más o menos sencilla, pero pendiente y la senda discurre por tramos de gravera descompuesta. La parte final ya es trepando por roca, que aunque no es difícil si que tiene algún paso aéreo que puede impresionar. Nosotros ya a los 2960 metros de altura tuvimos que tomar la sabia decisión de que el señor mayor que escribe este blog, se quedara cuidando la perreta y haciendo fotos. La roca es muy lisa y con bastante inclinación y los perros pasan muy mal, se resbalan.  Sabía que era sabia decisión, aunque a 40 metros de la cumbre deja mal sabor de boca y más últimamente que estoy aplicando la técnica de los "estiramientos emocionales" que te hacen ir más seguro y sin vertigos.. Una pena.. excusa para volver. Me conformo con la foto que hizo ha heredera en la cumbre para lo que fue casi al galope porque las nubes amenazaban lluvia y con la roca y graveras mojadas la bajada hubiera sido de cuidado. Mientras unos trozos de embutido permitieron distraer al Calmita que hacía intentos de escaparse y quería subir por la roca para buscar a su dueña, lo que demostró que el hambre es mejor consejero que el amor maternal.


Inconfundibles Los Infiernos con su marmoleda

Comienza la cresta, veremos como nos vá


¿Qué son los "estiramientos emocionales"? lo dejo para la próxima entrada del blog, pero funcionan muy bien en situaciones en las que hay que estar despierto pero no nervioso (montaña, examenes, enfermedades etc), es como los estiramientos musculares pero sobre las emociones.

Y el regreso por la senda normal desde Respomuso a la Sarra, que había que coger frambuesas en el bosque del Paso del Onso, esta vez eran pequeñas pero muy dulces.

Bea aqui hay mas frambuesas

El hayedo del Paso del Onso

Anocheciendo en La Sarra. Reto conseguido.

 

Mural de la central hidroelectrica

<script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js?client=ca-pub-1504528668255744"
     crossorigin="anonymous"></script>