Mostrando entradas con la etiqueta Huesca. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Huesca. Mostrar todas las entradas

SUBIDA AL ARCO DEL GRATAL (HUESCA)

   ________________________ En esta ocasión ganó la experiencia sobre la tecnología

 Tracks de la ruta (leer los comentarios, es importante) 

 (Nota: una vez publicado este post la gente me ha pedido un pequeño croquis mas claro para llegar al Arco -que dicho de paso bien merece la pena ir a verlo-. Yo te aconsejo leer toda esta entrada o post porque en lo escrito suele haber guacamole del bueno, pero si tienes prisa adjunto mayor información al pie de este post, pincha en este enlace, y recuerda que la prisa es mala para el corazón, pero bueno  Como ir de Fenés al Arco

 

EL ARCO DE LA SIERRA DE GRATAL

Se trata de un arco aparentemente surgido por la erosión del aire -el cierzo-, como el de Tramacastilla en el Pirineo del Valle de Tena, y distinto al conocido como el Delfín de Rodellar que es otro arco pero de erosión por agua.

Hace años había una senda de cazadores que ascendía  poco a poco desde Nueno sin necesidad de tener que subir a los pozos de hielo de Las Calmas, pero cada día hay menos cazadores y se cierran las sendas con la vegetación (arizones, aliagas, boj, carrasca, etc) que hace imposible avanzar.


¿Donde se ubica exactamente?

En la foto siguiente se puede ver donde está exactamente. En concreto está en la ladera sur de la Sierra de Gratal, a mitad camino entre el Pico de Las Calmas y la Peña de Gratal. Para ubicarnos mejor, está encima de las Gorgas de San Julian

 

Foto hecha desde la alberca de Arascués (junto a la ermita)


EL ARCO DE SIERRA DE GRATAL

Es uno de tantos monumentos naturales que hay en la zona que no es suficientemente apreciado. Nos pasa lo mismo con la cuevas que hay en el cercano valle de Belsué que a ver si algun dia viene un ambicioso empresario vasco o cantabro y las adecúa para la visita turistica como las hay en la Cornisa Cantabrica....... aunque aquí habrá vocerío de los que consideran que el mejor desarrollo sostenible es el no desarrollo.

 

 

 

 

 

POR DONDE SUBIR AL ARCO DEL GRATAL

Si mirais en wikiloc las unicas rutas grabadas son las de los runners, y estos están algo locos además de muy preparados fisicamente. Ellos juegan en otras ligas. Por ello cuando en esas rutas avisan de que son dificiles hacerles caso, que nosotros no les hicimos mucho.

Dos son las rutas directas al Arco que hay en internet, una del incombustible runner Francisco Javier Sanagustín, y otro de un tal Lacarte. Además podeis encontrar alguna otra que no van directas, sino que suben al Pico de Las Calmas y luego bajan al Arco. Las directas, es decir la de Sanagustin y Lacarte suben ambas desde el pueblo de Lierta por la antigua pista forestal. Para llegar allí hay que ir al pueblo de Lierta, cruzar el pueblo hacia el lado norte y seguir la pista que lleva en dirección a la sierra (ojo que a unos cien metros despues del pueblo se divide en dos, hay que coger la de la derecha, no la que va al cementerio). Llegar con el coche hasta el final, justo en el enlace con la pista que viene de Nueno. Dejar el coche alli. Comenzamos a patear en dirección oeste  hasta llegar al inicio de la que sube hacia el Gratal. No tiene perdida es una pista recta y con pendiente que en ambos lados tiene carrascas y llegan a unas parideras y que tiene una cadena en su inicio impidiendo el paso de vehículos.

 

Lierta. Pista por la que se llega en coche




Hoya de Huesca



Pista de subida al Gratal por su cara sur.



 

Seguiremos andando casi cuatro kilometros por la parte sur del Gratal. Aunque es pista no se hace pesada porque se ve toda la Hoya de Huesca con el embalse de la Sotonera al fondo, el Castillo de Loare y en ocasiones se puede ver hasta el Moncayo. A cuatro kilometros estas dos rutas de runners que he mencionado, cogen un desvio hacia la derecha por un tramo de otra antigua pista forestal que lleva hacia el barranco. Antes del barranco la ruta de Lacarte se desvia a la izquierda para subir recto por la gravera de La Peña Mediodía, que es la que por desgracia cogimos nosotros. La de Sanagustín -que la dejamos para otra vez- pasa al otro lado del arroyo que discurre en el fondo del barranco, y sin perder altura bordea el lado sur de la Peña Mediodía, para luego subir por una pedreras hacia el Arco que ya se vé. Esta ultima tiene poco despejado el camino y mucho se hace sin senda, lo que resulta dificil ya que hay muchisima maleza.

Nosotros por falta de cobertura del GPS en el barranco perdimos la senda de Sanagustin y tuvimos que continuar la de Lacarte que como digo sube recta por las graveras de Peña Mediodía. Esta Peña es la que está enfrente de Gratal. Ya en wikilock advierte Lacarte que sin tracks no subamos que es bastante dificil, y es verdad en la parte de arriba despues de parar a descansar un poco dio tiempo a encomendarnos a San Apapucio y San Pancracio. Llevabamos tracks pero la cobertura del GPS se perdía, y la parte final es muy empinada. Si hubieramos tenido que bajar esa puñetera gravera se nos hubiera hecho de noches. Pero al final llegamos arriba sin problemas, controlando un poco las ganas de discutir y de comer. En situaciones dificiles según parece las hormonas del estrés y del miedo se juntan (cortisol, vasopresina, adrenalina, etc) y generan hambre, ganas de discutir y nerviosismo. Es algo genético y no cultural. Es la respuesta al peligro, huir o luchar, y a veces es la de simplemente matar para comer. Por eso en situaciones personales difíciles, de forma involuntaria, nos da por discutir con las personas mas cercanas o por atracar la nevera. Pero cuando se va en equipo y hay tensión mejor es sacar una chocolatina y repartirla, que nos genera oxitocina, lo que unido a la socialización del reparto chocolatero, hace que se contrarreste el exceso de adrenalina. Respirar profundo. Tranquilizarnos y nunca discutir. Pero a veces incluso discutir es bueno. Según el oráculo de google, en situaciones de estrés y peligro se puede producir una borrachera química por efecto de tanta hormona de respuesta al peligro, lo que ocasiona la reacción contraria, la que se denomina "congelación", que es la que hace que el ciervo quede paralizado por el miedo cuando el león se acerca a comerselo, a esta reacción también se la conoce como "inmovilización tónica o sideración". Por ello aunque de forma excepcional incluso en ocasiones una buena bronca a tiempo nos puede sacar del bloqueo inmovilizador. En nuestro caso no resulta díficil conseguir una enriquecedora bronca, pero en esta ocasión ganó la cordura y salimos airosos por la parte de arriba de la gravera, desde donde vimos el Arco del Gratal y la senda para llegar allí. 

Una vez publicado esto me dice la heredera que a ver si los que leaís esto os pensais que nosotros llegamos a pasar miedo allá arriba en esa puñetera parte final de esa maldita gravera descompuesta donde no sabiamos cual era el final, si terraplén hacia arriba o terraplén hacia abajo. Y me advierte también que a ver si se piensan que estamos discutiendo todo el día. Y no es verdad, sobra el plural. A mi sí que me hubiera apetecido una buena bronca para relajar tensiones, pero si discutía no me podía concentrar mirando donde poner el pie y donde agarrame con las manos. Aclarado queda. Además este es un blog de viajes y sendas con bastante guacamole. Si no añado guacamole todo sabe a tierra y nylon.

Subida por las graveras de Peña Medidía

 

¿Y POR DONDE RECOMIENDO YO SUBIR?

 Pues por el camino más largo y a la vez más rápido. No abandonar la pista hasta llegar a la pradera de Fenés, esa que esta al pie del cabezo de Gratal, a donde podemos llegar tanto viniendo de Lierta como fue nuestro caso, como viniendo de Arguis por la subida del gaseoducto. Ir hacia la conocida Fuente del mismo nombre, de Fenés. En su parte posterior hay una pista mal marcada que sube por el prado pero se dirige poco a poco hacia el collado que hay hacia la derecha, desde donde si queremos podemos subir a la Peña Mediodía sin mucho esfuerzo. En ese collado empieza la senda a estar mal marcada, pero como vemos el Arco no hay perdida. Para hacer las fotos buenas hay que bajar un poco por la gravera, ya vereis que hay senda marcada. Y por favor no subais a la parte superior del Arco. Es un monumento natural y mejor cuidarlo.


¿Y EL REGRESO?

En nuestro caso fue claro. Cuando me encomendé a San Apapucio (cuya historia de santos es icónica entre santos varones, y que después de tanto ayuno y penitencia en el desierto al final pasó a la historia por el "milagro del sombrero") y San Pancracio (al que se encomienda la gente para la Lotería de Navidad), segundos antes de comerme unas cholocatinas reparadoras de Mercadona, impuse la premisa de que si en la parte final de la maldita gravera no había ningún murallón que nos obligara a desandar lo subido, ni hubiera un precipicio de bajada que obligara a regresar por la maldita grava, volveriamos por donde aprendí en mis años mozos hace años con los scouts del Barrio, es decir una vez en el Arco ir a la pradera de Fenés y desde allí  coger la pista que baja a Lierta. No tiene perdida y aunque mas larga es también mas rápida, que es por donde yo quería subir hasta que la heredera impuso la tecnología de los tracks y GPS sin caer en la cuenta que eran de runners maquinones. 

A veces hay casualidades a destacar. El que escribe esto hacía mas de cuarenta años que no había vuelto al Arco del Gratal. La ultima vez lo hice en compañia de los scouts del Barrio Korea, entre los que se encontraba Enrique Sanagustin al que cariñosamente le llamabamos "el negro" por lo moreno que era.. y precisamente era hermano de Francisco Javier Sanagustín cuya ruta estabamos intentando seguir hasta que nos perdimos en el barranco. 

Para terminar me apunto lo de San Pancracio y San Apapucio, que mi incultura religiosa tiene que tener un antes y un después. 

¡Guacamole para la peña!





Bueno lo dicho.. el Arco de la Sierra de Gratal os espera

(Quien haya leído hasta aquí -que ya hace falta ganas- y encima me puntúe abajo, o simplemente se suscriba al blog, le dejaré que me pague un chocolate con churros en la Granja Anita, o un cortado con rosquilla casera en el Rugaca. Si va mal de tiempo siempre me puede regalar una Trenza de Tolosana, o un Pastel Ruso de Ascaso)

 

 💤💤💤💤💤💤💤💤💤🏃🏃🏃🏃🏃


AMPLIACIÓN DE INFORMACIÓN PARA LLEGAR AL ARCO DESDE ARGUIS

Como la ruta habitual y mas sencilla para subir hasta el Gratal es desde Arguis, y la conoce casi todo el mundo, complemento la información anterior con esta para facilitar que podais ir a ver algo que teniendolo tan cerca no es suficientemente conocido ni fotografiado "El Arco del Gratal". 

  • Ruta de la presa de Arguis a la pradera de Fenes (ruta normal subida al Gratal) , pincha en este enlace  Ruta normal Presa de Arguis-Fenés-Gratal
  • Una vez en la pradera de Fenés solo tenemos que buscar donde esta la fuente y detrás de ella sale una pista poco marcada. Seguirla. Hay que ir al collado que hay un poco a la derecha y a un kilometro aproximadamente. Es el que está entre la Peña Mediodia y la loma que viene del Pico Las Calmas (la Peña Mediodía es esa punta rocosa que esta justo enfrente de las graveras del Gratal). Aqui pongo un plano para ir de la Fuente hasta el Arco. En menos de media hora se llega. Luego desandar lo hecho, aunque tambien hay una senda que baja hacia el Golf de Nueno, pero ultimamente esta poco marcada

 


 
La pradera y fuente de Fenés vista desde la cima del Gratal

Y detrás del collado ya vereis el Arco. La senda hasta el collado está algo cerrada pero no hay perdida




y por fin en el Collado

EL HAYEDO DEL PEIRÓ

 

EL HAYEDO DEL PEIRÓ (ARGUIS) EL OTOÑO ES DE LOS BOSQUES

El Hayedo del Peiró está considerado como el mejor hayedo del Prepirineo oscense. Para ser sinceros hay que decir que no es muy grande pero merece mucho la pena su visita, especialmente si tenemos en cuenta que es donde tambien se dá la mayor concentración de todo el Prepirineo del árbol denominado "tejo".

Es una excursión facil. Se hace siguiendo las indicaciones del Camino Natural de la Hoya de Huesca. Conviene advertir para no llamar a engaño que el primer tramo es un repecho empinado de unos quince minutos que nos hará sudar. Hay que tomarselo con paciencia, y si vas en otoño aprovecha en las paradas para mirar robellones que suele haber por la zona.

No hace falta decir que la época por excelencia para ir a visitarlo es en otoño cuando amarillean las hojas. Los de Huesca por tradición solemos ir a verlo el puente del Pilar porque en esas fechas el Pirineo está petado de gente de Zaragoza, y la otra visita obligada que es la de Ordesa se llena de coches y hay años que tienen que cerrar el aparcamiento. El Hayedo del Peiró suele ser el aperitivo para ir luego a Ordesa a ver sus cascadas y sus bosques. Ningun año defrauda y no te cansas nunca de ver el otoño en sus hojas.

  

 

¿Cómo llegar?

 No tiene perdida. Hay que llegar hasta el pueblo de Arguis (Huesca), pero no hay que entrar en el mismo pueblo, aunque si vas con tiempo tampoco es mala idea porque lo están arreglando y cada día merece mas la pena una visita. Como decimos no hay que entrar en el pueblo, en su lugar continuar la carretera como un kilometro hacia arriba, y cuando lleguemos a una curva muy cerrada veremos a su izquierda el inicio de una pista asfaltada, la que va a Rasal y Bentué de Rasal. Coger esa pista asfaltada, pero ojo con los coches que bajan por la carretera que como decimos la curva donde está el desvio es muy cerrada y no tiene mucha visibilidad. Continuar por esa pista asfaltada aproximadamente dos kilometros. Nos desviaremos a la izquierda por una pista - la primera pista que veamos esa es- . Luego como a un kilometro aproximadamente la pista se divide en dos, coger la de la derecha que además está indicada con un cartel al Pico Peiró.

 



 Seguir por la pista unos ochocientos metros hasta que la misma se vuelve a dividir, y allí justo vereis un mupi explicativo de la ruta y un cartel que señala hacia el Hayedo y el Pico de Peiró por el Camino Natural de la Hoya. 


 

Aparcar el coche allí que hay zona para ello. No obstante si no vais con prisa y observais por la zona bastantes coches os aconsejo aparcar un poco antes de ese carte indicativo ultimo, y comenzar andando por la pista que así calentais los musculos para la subida que os toca.


La senda para el Hayedo

En mi época adolescente (¡si es que no lo soy aún!; y que quede entre nosotros) la senda que subía al Hayedo y al Peiró no iba por allí. De hecho la pista que he comentado no existía. Se trataba de una senda que iba ganando altura desde la presa del Pantano de Arguis y que en su mayor parte discurría por la parte superior de la zona con pinos. Pero cuando diseñaron el recorrido del Camino Natural a algun iluminado se le ocurrió hacer la subida toda recta desde la pista forestal. ¡Mira si no podían haber hecho un par de zig-zas que evitara que la senda fuera recta y empinada!. Pero no. Bueno tampoco pasa nada, si que es empinada pero como vas por bosque tiene su encanto, y haciendo tres o cuatro paradas para recuperar la respiración se sube en quince o veinte minutos. Así gastais calorías para poderos comer un poco de chocolate en el Hayedo.

 


 

Despues de ese tramo casi recto hacia arriba, la senda se  hace mas suave hacia la derecha, hasta llegar a una curva en la que ya se vé que se dirige el camino hacia el fondo del barranco sin perder altura. 

 

El Hayedo

No penseis encontrar un hayedo similar al de Ordesa. Este es infinitamente mas pequeño, pero tiene un encanto especial sobretodo en otoño cuando las hojas de los árboles se ponen rojas y amarillas. El resto del año tambien merece una visita, sobretodo cuando caen las primeras nieves en la sierra que como el Hayedo está protegido del sol allí se conserva la nieve y el paisaje es espectacular. Ya no digo nada si subis con nieve hasta el mismo pico Peiró, la excursión es para no olvidarla.











  




La subida al collado de Sarramiana

 Cuando lleguemos al corazón del Hayedo nos encontraremos con una división de caminos que está señalizada. Desviandonos a la izquierda continuamos por el Camino Natural de la Hoya que lleva al collado de Sarramiana, y para los mas andarines se puede continuar hasta Bolea. Siguiendo el camino sin desviarnos iremos hacia el Pico Peiró. 

Si lo que queremos es admirar el Hayedo en su integridad no hay duda, debemos desviarnos hacia arriba hacia el collado de Sarramiana porque todo el camino es parte del Hayedo. Si lo que queremos es hacer deporte subiremos al Peiró que a pesar de lo sencillo que es su subida no suele ser muy frecuente. Desde su cima podemos ver el Pirineo y el valle del rio Garona que tambien merece una excursión en bicicleta o en el coche. 

Bueno, nosotros subimos hacia Sarramiana, pero girando la cabeza hacia atrás de cuando en cuando para ver el paisaje. La visita anual en otoño resulta aconsejable subir al collado y bajar por la misma senda porque el color es algo distinto subiendo (sol o niebla al fondo) que bajando (árboles y hojas). 

La subida se hace en poco mas de veinte minutos y no es tan empinada como la inicial, aunque si que hace sudar.

Arriba del collado es obligatorio comer unas almendras y echar un trago de agua. Si pasa el forestal y comprueba que no habeis seguido la tradición, se irá por donde ha ido porque seguro que no se ha enterado.


El Tejo

Los de Huesca ciudad somos así -vamos de sobrados-. Cuando subimos al Hayedo del Peiró no nos detemos a admirar los "tejos". Una caracteristica especial del Hayedo del Peiró es que presenta la mayor concentración de este árbol de todo el Prepirineo.

¿Que tiene de especial el Tejo? Yo diría que todo. Es uno de los árboles mas primitivos. Pueden llegar a vivir hasta incluso dos mil años, y no exagero. Se suele considerar que "es un árbol que crece al revés" y ello es así porque sus ramas con el peso se doblan y tocan tierra echando raices de las que nace ramas de tal forma que parece un conjunto de arboles unidos. Y lo mas importante de todo. Es un árbol con alta toxicidad, salvo sus frutos rojos.  Para los cantabros y astures el tejo era un árbol sagrado. Se dice que en la conquista de la Cornisa Cantabrica por parte de los romanos pueblos enteros se suicidaron antes de ser conquistados (los romanos aplicaban aquello de rendición o esclavitud). Y se suicidaban con el veneno del tejo. Actualmente se está estudiando su uso para tratar canceres. 

En la parte superior de la senda que lleva al collado de Sarramiana vereis tejos que a pesar de no tener muchas ramas tienen unos troncos inmensos.. ¡ a saber la de historias que podrían contar ! Y por esta zona tan pobre la mayoría de esas historias nos pondrían los pelos de punta. 

En este enlace disponeis de mas información   El Tejo un árbol sagrado que crece al revés    La proxima vez que subais al Hayedo pensar que es mucho mas que eso, es el santuario del Tejo. Los Tejos y las carrascas mas antiguas de la zona proxima a Huesca, destacando la Carrasca de Becha, son testigos de la historia, de la autentica historia, no de aquella que se escribe por los poderosos en los libros academicos.   

Esperemos que el año que viene cuando volvamos al Hayedo no tengamos que llevar mascarillas que se empañan las seculares gafas de sol y no se ve bien el suelo.. por cierto muy recomendable llevar un par de bastones que facilita la subida pero sobre todo la bajada





 Y desde el Collado de Sarramiana el Pirineo al Norte y la Hoya con Gratal al sur

 Como ya he dicho antes el tributo que hay que pagar por subir por la senda del Collado de Sarramiana es el de comer unas almendras y una manzana arriba del todo. Si la subida la haceis ya en la epoca de las Navidades -que tambien es aconsejable- se permite sustituir las almedras por un par de polvorones  de Estepona (pasan mejor con un poco de vino bebido en bota.. el vino Alquezar es el que mejor marida con los polvorones)




 

Y regreso. Alternativa: senda normal del Gratal

La visita obligada del puente del pilar o del de todos los santos debe hacerse subiendo y bajando desde el collado de Sarramiana porque los colores del Hayedo y de los tejos cambia en sentido ascendente y descendente.

Pero si quereis alargar algo la caminata, sin que sea excesivo, una opcion muy interesante es volver por la senda normal del Pico Gratal. 

Desde el collado de Sarramiana parte una pista poco usada que a los quinientos metros se une con otra ya en mejores condiciones. Cuando lleguemos a esta segunda coger en sentido hacia la izquierda. Si os equivocais apareceriais en Bolea que tampoco pasa nada, un poco brutos si que son pero en buena gente. Y para quitaros el susto del despiste de pista siempre os podeis ir a comer a Casa Rufino que tiene fama.

Como digo cuando cojais la pista hacia la izquierda llegareis a una curva donde parte una senda marcada con mojones que baja hacia Arguis. Si no la encontrais tampoco pasa nada, luego llegareis a la zona por la que pasa el gaseoducto (señalizado con postes) que podeis descender en sentido norte hacia Arguis. Pero si podeis coger esa pequeña senda señalada con mojones mejor.. y si es en otoño al poco es posible que encontreis robellones porque crecen entre los pinos por esa zona. No suele contarse los "cados" de setas, pero allí van los de mi pueblo, y como dice Mariramona la de Oregón Televisión "¡que se jodan los de mi pueblo!".

Cuando ya esteis cerca de la pista en las paredes de la derecha es posible que podais ver a gente escalando. Hay varias vias equipadas y como son cortas aprovechan a usarlas para practicar



Y por ultimo. Al regreso es tambien tradicion tomar unas cañas y una olivas en La Foz...